Bages

Lago de Navarcles

Lago de Navarcles

El Lago de Navarcles es un embalse artificial del río Calders que, rodeado de una abundante y variada vegetación, crea un espacio fresco y natural perfecto para dar un paseo en familia.
Podréis dar la vuelta al lago siguiendo el camino que lo rodea, prácticamente sin desnivel y apto para todos los públicos. Siguiendo el camino llegaréis a uno de los extremos del lago dónde hay una zona de mesas para poder hacer un pícnic y un pequeño rocódromo para pasarlo bien en familia.
Al otro lado del lago, justo después de la zona de autocaravanas, hay la Fuente de la Cura, un espacio donde reposar que también dispone de mesas de pícnic y de un circuito de salud.
Además, durante el verano, al Parque del Lago de Navarcles hay una empresa de deportes que ofrece la opción de practicar un gran abanico de deportes y actividades de aventura a la natura dentro de un entorno tranquilo y agradable como remo en kayac o canoa, escalada, rapel, tirolinas, tiro con arco, etc.

Visitar web
Paseo por el Parc de l'Agulla

Paseo por el Parc de l'Agulla

El Parc de l’Agulla es el parque más grande de la comarca del Bages, conocido por el gran lago central que almacena el agua que desemboca de la Séquia y hace la función de reserva para los hogares de la ciudad de Manresa.
Rodeando el lago artificial, el parque acoge más de 600 árboles de 20 especies diferentes, espacios de ocio infantil y práctica deportiva, así cómo amplias zonas de césped, siendo así en el pulmón verde de Manresa y el hogar de una gran variedad de especies diferentes de animales, cómo patos y otras aves acuáticas.
El Parc de l’Agulla es un espacio de ocio ideal para pasear o circular con bicicleta por el camino que rodea el lago, contemplando unas vistas imponentes de la montaña de Montserrat.

Ruta de la Sèquia

Ruta de la Sèquia

La Séquia es un canal medieval que ha permitido la evolución y el crecimiento de la ciudad de Manresa y el desarrollo agrónomo de gran parte del Pla del Bages. A lo largo del canal hay una vía verde de unos 25 kilómetros y un desnivel mínimo que forma la Ruta de la Séquia, un paseo que se puede hacer a pie o en bicicleta y que es apto para pequeños y grandes.
Durante la ruta podréis descubrir fortificaciones, templos, masías y espacios naturales transformados por el agua, así como otros elementos de interés cultural, natural y patrimonial que os adentrarán entre las raíces del territorio del corazón de Cataluña.
Aparte de la Ruta de la Séquia lineal, también hay varias rutas circulares situadas en el entorno del canal y que tienen diferentes duradas y desniveles, así pues, podréis escoger la que más se adapte a vosotros: la ruta de los acueductos, la ruta entre campos, la ruta del agua, la ruta del canal medieval entre bosques, la Séquia de Viladordis, etc.

Visitar web